menu
Pelotero cubano que trabajó como camarero en Républica Dominicana logra su firma profesional

Compartir

Whatsapp Telegram Pinterest

Pelotero cubano que trabajó como camarero en Républica Dominicana logra su firma profesional

Francys Romero

El cubano Jarol Fernández firmó con los Miami Marlins este lunes tras pasar por momentos díficiles en la República Dominicana. El lanzador zurdo de 19 años llegó a Quisqueya en el 2019 tras atravesar por el sistema del béisbol de Cuba en la provincia de Sancti Spiritus.

Fernández se convirtió en el cubano #36 que firma en el actual período internacional y 2do con los Marlins. El bono del acuerdo fue de 12,500 dólares y Fernández pertenece a la Academia de Dominican Baseball Solutions.

Su historia es una de motivación especial. Luego de su arribo a Dominicana no llamó suficientemente la atención de los scouts como para una firma profesional. Nunca pudo lograr el objetivo en el rol de jugador de posición.

Fue así como incluso dejó el béisbol por varios meses y trabajó como camarero en un restaurante. Fernández laboró en un restaurant llamado Neptuno. El padre de Jarol tenía un amigo en el programa de Dominican Baseball Solutions y entonces regresó a los entrenamientos.

“Un scout de los Phillies fue el que nos dijo que lo pusiéramos en la lomita”, dijo uno de los encargardos del programa de Dominican Baseball Solutions.

En aquel momento alcanzaba las 87 millas desde el box, solo necesitaba trabajo y entrenamiento.

Comenzó a entrenar y en alrededor de 8 semanas Fernández ya estaba apto para presentarse. En 4 workouts o “showcases” pudo conseguir su firma con los Marlins.

Su estatura es de 6´2 y pesa 188 libras. La recta le ha llegado a 92 mph, con spin de hasta 2,300. Posee también en su repertorio la curva (74 mph), el slider (78-80) y el cambio (82-84).

Un nuevo camino

Lo más probable es que Fernández sea asignado a Jupiter en la Florida antes de la próxima primavera. Tiene el potencial para seguir avanzando en su carrera como lanzador. Historias como las de Jarol no son parte de la ficción que vemos en películas.

En los últimos años varios jugadores subestimados o que pasaron por la incertidumbre en sus primeros años, lograron lo que parecía imposible. Un ejemplo de ello ha sido el zurdo dominicano Framber Valdez descubierto por un scout con 19 años y actualmente en Grandes Ligas con Houston Astros.

Jarol obtuvo una oportunidad de recompensa para comenzar desde cero una vez más. Su futuro ahora sigue dependiendo de él mismo y de esa hambre que le permitió conseguir ayer el primer sueño de cada beisbolista.

Escriba su comentario

79 − = 78